jueves, diciembre 13

Negrita

Si tuviera que contar una historia, ¿cuál contaría ?... Pensándolo bien, comenzaría hablándoles de “la Negrita”, la Negrita de doña María. Así la conocían en el barrio, si es que a ése conjuto de casas a medio hacer, podía llamársele barrio.
Tendría ocho o nueve años. Era una morochita alegre y juguetona y siempre dispuesta a hacer mandados. Vivían frente al “Chalet”. Así lo llamaban los vecinos del lugar, los más alejados lo nombraban cómo el “Castillo del tiempo de Rosas”. Toda una“fortaleza”, que en otro tiempo había sido el casco de una de las estancia de los “Solari”.
Para “la Negrita” era un orgullo vivir frente al “Chalet”, por eso, hacer mandados la alegraba, ya que tenía la oportunidad de salir a la calle. Siempre que lo hacía, se detenía por un momento a observarlo...Tenía un parque con grandes palmeras y magnolias que eran el regocijo de los pájaros que ahí anidaban . Cuatro glorietas lo“custodiaban”; dos con rosales, otra de camelias rojas, y la otra, la de las glicinas, justo a la entrada del parque que daba frente a la casa de “la Negrita”.
Cuándo en primavera todo florecía, la glorieta de glicinas era una nube lila como bajada del cielo, con un perfume que acariciaba el aire, y Negrita, desde la vereda de su casa , quedaba extasiada observando ese milagro que Dios le daba todos los años. Ella, soñadora, hubiera querido acercarse a esa “nube mágica” y enredarse entre pétalos y aromas, pero aunque no lo parecía, era tímida o quizás muy respetuosa hacia los demás y nunca se atrevió a pedirle a la esposa del casero, que le permitiese entrar y poder estar al lado de “sus glicinas”, poder tocarlas con sus manos y que sus ramas acariciaran su cara...
Siempre se reprochó el no haber tenido el atrevimiento de pedirle a la “señora”del “chalet”, que la dejar visitarlo. Pasear por el jardín, debajo de las palmeras; visitar los salones con grandes cuadros, antiguos sillones y un gran órgano que nadie sabía cuando fue la última vez que lo tocaron. Una de las paredes del salón grande, estaba recubierta por una enorme biblioteca con libros de ¿cuántos autores?... Esto negrita lo sabía por boca de su padre, que decía que una vez don Luis, el cuidador, lo habían invitado a pasar para recorrer los ambientes, desde la enorme cocina revestida de mayólicas blancas con flores y arabescos azules, ¡hasta el sótano le mostró!, que daba sobre los ambientes de la calle Pueyrredón... Negrita, cuando hacía mandados, tomaba la “soga” de saltar y antes de ir a dónde debía, se daba unas cuántas vueltas por la vereda de rojos ladrillos desde su casa, hasta la otra esquina, la de la panadería... Ese día le tocó ir al almacén de doña Cristina.
El encargue era un paquete de sal fina. Pero éte aquí, que debía comprar la sal de “la” marca nueva , “Celusal” y para no olvidarse del nombre, mientras iba saltando, repetía : un paquete de Celusal , un paquete de Celusal, un paquete de Celu... En la última vuelta por la vereda, gira su cabeza hacia el “Chalet”; se detiene un segundo para mirar las glicinas y luego se dirige al almacén. Al llegar, la almacenera, al verla agitada por la “corrida”, le pregunta: “Negrita, ¿que vas a llevar?”...

Negrita queda estática, muda, y luego de un instante le dice : — ¡Hay! le voy apreguntar a mi mamá... Y cruza corriendo la calle de barro, en dirección a su casa...


Alejandrina Todarello.

8 comentarios:

**Sonia** dijo...

Yo siempre digo que a los párvulos, hay que anotarles todo lo que deben comprar, con pelos y deñales, porque siempre hay un "chalet" que puede distraerlos y hacerles olvidar a qué iban al almacén.

anird najela dijo...

Sonia: fUé un gran placer conectar mi "blog" y ver ¡yá! tu mensaje. esto me alienta muchísimo...

Nydia dijo...

Muy bueno,Anird !!!Yo siempre digo que tengo amigas que valen oro ,no solo por su amistad sino por todo lo que pueden hacer .Sos valiosa,Anird !!

Emilio de floresta dijo...

hola anird a la mierrrrrrrrrda frita que son lindos tus cuentos!!!

anird najela dijo...

Nidia: ya te lo dije antes; sos una Gran amiga tus palabras me alientan mucho...¡¡¡GRAcias!!!

anird najela dijo...

Sonia: los "parvulos" anotamos pero ésta vez me olvidé y te respondo después de "nuestra amiga NIdia". Tengo el cuello duro, abandoné un poco el "claringrilla", me hciste entrar al mundo del Bloguer y y cuando paso delante de la "compu" me llama Y me dice:-110, vení sentate y mové el dedo. A pedido de mis nietos, empezaré a practicar con las dos manos(todo sea por mi cervical) Es lindo dar ¡¡gracias!! y yo te las doy a cada momento... me hicistes salir de un "pozo".

anird najela dijo...

Emilio de floresta: fué el piropo más lindo que me podías haber dicho. Lo tengo patentado . ¿que te parece si lo hago "TRAbajar" con contrato en la "tele" u Ofrecerlo para el diccionario turístico: "LENGUA COTIDIANA DE LOS ARGETINOS"...

**Sonia** dijo...

Anird: mirá que sos dura, eh?
Sacame esas letras de verificación...daaaaleee!


Los blogs son como el café de la esquina en donde se junta cierta gente con las mismas inquietudes para hablar pelotudeces que hacen bien.

Me gusta ver que hayas levantado ese ánimo. Las penas, nunca se van pero se compensan.
Avanti!