lunes, enero 19

… Y eran los más caros…

El micro llega a la terminal de ese pueblo de la costa. Baja muy poca gente, todavía no había comenzado la temporada veraniega. En el grupo de pasajeros va una mujer septuagenaria, de caminar ligero, rostro indefinido, sus ojos desviados y piel pelusienta. Sus labios de vez en cuando se abren en una sonrisa dejando ver una prótesis que sube y baja al compás de las palabras de la conversación que había entablado con una pasajera casual. Al despedirse toma el camino de ritios y arena, camino que la lleva a su pequeño chalet a pocas cuadras de la playa.
Lleva solamente un pequeño bolso; un bolso cualquiera. De vez en cuando, su mano penetra en el interior de su corpiño para comprobar si se encuentra ahí todavía la bolsita prendida con su alfiler, en la cual lleva parte de sus dólares inseparables de ella, esos que cobro su esposo por la pensión de la 2 Guerra Mundial.
Al llegar a destino con la llave en la mano se queda observando su huerta, la que esta al lado de la vivienda; huerta que cultiva ella con sus manos rechonchas y descuidadas, manos que trabajaron sin control…
Entra a la casa y al rato aparece en el huerto sosteniendo en la mano una pala, con la misma ropa, solo cambio sus zapatos por unos zapatones que bien podrían ser de su esposo.
Carpe la tierra con fuerza, como cuando era joven malla en Europa. Saca yuyos y más yuyos dejando libre a las tomateras, listas para colocarles las cañas.

Hace más de 40 años se había casado. Por entonces, ella era muy coqueta, y a pesar de su ojo torcido la llamaban la “poupet”; era baja estatura, pero ella se ufanaba de ese mote y seguía su vida contorneando la cadera y sonriéndole a todos.
El era un muchacho no mal parecido, callado, sonriente, con cara de bueno,… y tenían una casa linda que estrenaron al casarse.
Amoblaron la casa con los muebles más lindos que pudieron. Ella se jactaba que eran los mejores de entre los paisanos, pero se cree que el comedor nunca lo estrenaron y que nunca supieron que eran de estilo ingles… pero eran “caros” y hasta entonces los mejores.
Cuando alguien iba a visitarlos por primera vez, era de rutina mostrar la casa con sus muebles y abrirlos para mostrar con orgullo la “porcelana” que quizás tampoco nunca usaron, para que no se arruinaran y no dejaran de ser nuevas…
Trabajaban día y noche acumulando dinero y propiedades, para que no les falte en el futuro ni a ellos ni a la hija que tenían, la que carecía de cosas necesarias para una criatura, como juguetes, una buena escuela; siempre cuidando por si en el “futuro”…
Pasaron los años, fueron tornándose mudos, grises, y cuando decidían hablar, era ella la que vociferaba reprochando la decadencia de las ganancias por haber habido un gasto de mas. El, para no oírla, se tomaba sus vasos de vino para luego dormir a pata ancha en la cama de nogal, de estilo ingles, la más cara de todas.
Un día, su hija ya casada, fue a visitarlos, quien almorzaría con ellos, como lo hacia de tanto en tanto. En la cocina, la olla donde hervía el agua, esperaba el momento de recibir los fideos para el almuerzo. ¡El aroma del tuco llegaba hasta el patio! El entra por el zaguán, mas dispuesto que nunca, decidió a hacerse escuchar. -¿Que se come hoy en esta casa?, ¡yo pedí un asadito, que hace mucho que no comemos! Se sienta en su silla petisa, la de junco y sigue con sus quejas a los gritos. Ella, callada esta vez va hacia la cocina, toma la olla con el agua hirviente y se dirige al patio, y con la fuerza de una loba, vuelca el contenido sobre la espalda del pobre infeliz…

Los eucaliptos que rodean la estación del ferrocarril la vieron correr a tropezones hasta alcanzar el tren que la llevaría a la Capital; hasta la terminal de ómnibus.

Después de varios días de internacion, el anciano septuagenario por fin podía descansar ¡no en la cama de nogal! En la cama del instituto del quemado.
… Su hija en silencio, no lo dejo un instante solo y le acariciaba la mano.

22 comentarios:

Anird Najela dijo...

La titular de éste post, se hace resposable de los posibles errores ortógraficos...

"Ritios", por ripios.
"malla", por hallá en Europa...

Luisa dijo...

Cuánta vida (vidas) relatada en tan poco espacio.
Excepcional la historia. Magistral la manera de contarla.
Y yo que pensaba que sólo en poesía eras buena!...
(me has dejado gratamente sorprendida).
¿Cómo va todo,Anird? ¿Sigue el calor?...
Un beso.

Anird Najela dijo...

Luisita : no sabés lo que necesito la amistad de la gente con amor sincero.
Pensé : ¿alguién me habrá contestado? ...y fué luisa!!!

Hace años:en una de las idas a VIlla Gessell, un lugar de la Costa balnearia muy querido, fuimos una noche a ver y escuchar al teatro a Mercedes Sosa. Yo la adoro y la admiro. Pasamos una noche con Vicente,Gratificante!!. por entonces hasta bailaba "LA Negra" en escena...A la salida un grupo la esperamos para saludarla; (Vicente, éso mucho no le gustaba, pero me aguantó)esperamos casi una hora en la puerta del teatro. Algunas personas se fueron yendo..., en éso sale Mercedes; fuí una de las primeras que la saludó. Nos dimos un abrazo y todavía siento el frscor de su cara gordota, y ¿que le pude haber dicho yó? : ¡¡¡Negra,estuviste hermosa, no te mueras nunca!!!y ella con mucha humildad, me preguntó: --¿Estuvo lindo?...¿les gustó?... Yo le contesté ; Si tan sólo una sola palabra escrita por mí, cantases ,sería el cielo...

LUisita: hoy te contesto a vos...---: ¿¿¿¿te gustó???...¡GRacias amiga!!!. Anird.

Anird Najela dijo...

El que hace errores, es que algo hace...

La titular de éste post , se hace responsable de los posibles errores ortográficos...

Petisa o petiza, tiene las dos acepciones.

Hallá o hallaca es una comida riquísima venezolana que se come en Navidad; la titular como tenía apetito escribió hallá por allá, como es generosa, pensó; "la agrego, total la H es muda"...

Linda dijo...

Anird.
Los errores ortográficos si no los dices, ni cuenta me doy, al leerte me voy de la mano de la anciana,llego a su casa, me cambio de zapatos con ella,en fin...lo que menos hago es checar tu ortografía.
Lindo el cuento,me encanta lo que escribes.
Gracias por eso.

Anird Najela dijo...

Linda: Siempre con tus lindas palabras de aliento.
Me alegra saber que te insertás en el cuento,para mí es lo que me dá placer,que capten lo que quiero expresar.
Linda: gracias por entrar en mi "casa"... ¡¡Sos muy querible!!!.
Anird.

Anita dijo...

Hola ANIRd, hermoso tu relato, a medida que iba leyendo me la imaginaba a mi vieja haciendo todas esas tareas, ella tambien tiene (o mas bien tenia, hasta que la piedra se llevo todo!) una hermosa quinta, de donde comia sus propios zapallos, cebollas, tomates...de todo. Me la imaginaba que era mi madre hasta que le chanta la olla de agua hirviendo a la espalda del pobre viejo...los mios por ahi tambien discuten pero todavia no llegan al agua hirviendo!
Saludos!
pd: como te fue las otras noches? Mi mama es nacida en italia, venida a los 10 años y mi papa español, venido a los 20....tengo tanto de ellos!

Juan dijo...

He visualizado perfectamente el relato. Conozco de cerca la historia.Mis tias siempre guardaron, nnca jamás gastaron(ni se casaron); sólo se tienen la una a la otra. Viven en un espacio de 100 metros(casa, iglesia, paseo por el mismo parque, y vuelta a casa). Ahora una está ingresada en una residencia(el no hacer nada la volvió hipocondríaca,de ahí pasó a las manías, y de ahí a un cuadro clínico). Vive en una residencia muy cara- al menos tiene todo el dinero que no quiso o no supo disfrutar para pagarsela.
Anird, es lo mejor tuyo que he leído.Felicidades.

Anónimo dijo...

bello, muy bello anird. Tiene razón Linda, si no dices los errores ortográficos, uno ni cuenta se da, porque ya entró en un mundo...

Espero que sigas escribiendo asi, saludos a vos y a los tuyos...

Cristal......

Anird Najela dijo...

¡Por orden de aparición! Abro el Blogg y me dje pra mí...Imaginenme , achicándome y diciéndome: ¿habrán puesto otro mensaje?...; y cuándo veo tres nuevos dije, ¡¡¡iupiiii, tres!!!, no saben la alegría que tuve...

Ahora te contesto a vos Anita: lo pasé muy bién. me tocó estar sentada en la mesa con unas sras. muy agradables y alegres. Un trío musical y cantante alegraron muy bién la reunión, hacíeron bailar y la gente y cantaban. Imaginate, la mayoría eran descendientes de Italinos ( o Italianos )y había parte de la colectividad española. Las piernas se me movían solas ,pero todavía no puedo por la rodilla; o sea que me ayudó a volver a pensar en mí...
En mi casa paterna teníamos una huerta pequeña que mi papá cultivaba de todo.
Anita : no te sigo contando porque tengo que contestarle a mi amigo Juan de Luisa.¡Gracias Anita! me alegraste la mañana: Anird.

P.D.: LOs que ven los errores ortográficos, son como los que ven el árbol y no ven el bosque que está detrás...¡allá ellos!.

Anird Najela dijo...

¡Juan!!.hoy me hiciste sonrojar a mí. Tuve duda de poner éste cuento, porque creí que no gustaría y el lunes vinieron Jime y Facu. Consulté con ellos(de paso dejé descansar mi dedo índice y los aproveché para que me lo pasaran)...Mirá Juan; la amarreta era ella. Era una colectividad que creía que el que tiene más plata,
vale más. La cuestión es ser "algo" con poco,y hay quién respeta a ésa gente por ignorancia.

AHora te hablo como una amiga que soy: ¡que Diosito les dé mucha Vía a las tías, pero que un poquiyio de parné te dejen a ti¡¡¡... Hijo de mi arma que no te vendría mal, JUaniyio!!!
¿Interezada yó? ¡¡¡nó!!!

UN abrazo Juan ¡Te quiero y los QUiieeerooo!! Anird. Y gracias por tu comentario.

Anird Najela dijo...

¡Cosa Linda, Cristal!!, sos tan dulce, discreta... ¡¡no sé!!, pero tu nombre o seudónimo, te refleja a vos. Si leés los comentario que te anteceden, verás lo que digo.
Tu aparición en el blogg, semeja un vaso de agua fresca.

ANird te desea, Shalom,Shalom, para vos y para el Mundo entero.
¡¡Que Dios te BEndiga!!

dondelohabredejado dijo...

Me encantó tu modo de relatar. La historia un poquito siniestra... pero igual me ha gustado. Pero sin lugar a dudas lo que me encanta de tu estilo es el modo en que pintás los personajes, me los he podido imaginar y sentir muy reales, me ha llegado mucho y cuando eso me pasa me atrapa leer. Gracias por compartir tu texto. Aquí me tienes y seguiré viniendo.
Besitosssssssss.

Anird Najela dijo...

¡¡¡Me diste una gran alegría!!!; Marina.HOy es domingo y si los pensamientos no nos dejan descansar, es abuirrido, esestar en un vacío...Son las 17.30hs. y dije por ay alguno quiso leerlo : ¡¡y dicho y hechooo!!, estabas vos.
¿Sabés una cosa?, te miro y te veo parecida a mi. a lo mejor es porque reflejás alegría tenés algo de "locuras" hermosas que yo también tengo...¡ gracias por el análisis de mi escrito que me dá fuerzas para seguir adelante!!. Un abrazo con Amor y Shalom, Shalom, Shalom: Tu amiga goie: Anird.

P.D.:Si querés ver mi video; son dos y cortitos...están por los post del mes de octubre.

Anita dijo...

Anird: Como estas? Espero puedas entrar otra vez, y te de alegria ver mi post. Paso todos los dias a visitarte( al menos cuando entro a internet, no todos los dias) Aunque no siempre te deje saludos.
Nunca me gustaron los domingos...me parecian tan aburridos, en mi adolescencia, pensaba que cuando me casara y tuviera"mi" vida, eso iba a cambiar...pero no. Aun hoy no me gustan los domingos y me resultan sumamente tristes y aburridos( al pedo no dicen que la mayoria de los suicidios ocurren los domingos!).
Y bue...pero ya no falta nada para el igualmente no querido lunes...un abrazo!

Anird Najela dijo...

¡¡¡Anita!!!:lo abrí nuevamente( 21 hs. )porque no sabía que hacer. Llamé por teléfono a un prima y a una vecina por el embarazo de su nuera. Miré películas,dos muy buenas, pero es domingo y antes con mi marido nos sentábamos en el porch o a la terraza a tomar fresco; ¡sola no lo hago !... REgué el jardín, saludé a alguna vecina y algún chico del barrio...
Vuelvo a decir lo mismo ;que es una alegría ver que alguién se acuerde de nosotros.

Anita :espero que uya esté "alegre",Juá,juá ,juá; en éste intervalo me llamó otra prima y charlamos y a mi se me pasó.
Un abrazo enorme de cariño ,como si fuera una tía tuya : Anird.

Anita dijo...

Anird: seguro que de ser tia mia, serias la mas macanuda!! Gracias por tu consejo en mi blog. Te cuento que mi post lo escribi despues de pasar por el domingo por aca, es como que me inspire...Y si finalmente ya paso el domingo , y el lunes y cuando quiera acordar se me pasa el mes...y estamos tan apurados en no se que...que se nos pasa la vida tambien..ja! Bueno Anird, buena semana para vos tambien y que andes bonito! un cariño!

Anird Najela dijo...

Anita: es un aliciente a la vida tener comunicaciones de ésta manera. Voy a visitar a una amiga y tomaremos unos matecitos.
¡¡Hasta más Tarde!!
Portate bién y disfrutemos de las pequeñas "grandes "cosas que tiene la vida... ¡¡no sabés que sobrinos tengo y que cariño me tienen!! y no te digo como lo querían a mi marido... Anird.

ALMA dijo...

Anird, que te parece si nos deleitas con otro cuentito como este?? a mi me encantaría.

Besos

Anónimo dijo...

muy lindo cuetno abuela.... mañana vamos, esperanos!!

un saludo a la gente del blog

Facu y jime.

Linda dijo...

Ya lo habia leido, pero lo volvi a leer y me volvio a gustar, como que ahora lo percibí mejor, con mas detalles, como visto a color,que rico!
Besos.

Anird Najela dijo...

Linda:¡¡que generosa que sos!!
!!!Gracias!!: te quiero...Anird