lunes, marzo 2

¡¡Lágrimas y corbatas!!


Tengo en mis manos la siguiente hoja de la anterior que saqué de la Valija de mi amiga, con fecha del 01-03-48; su título: "El día que lloré por las corbatas"..., no sabía si pasarlo éste relato porque me dio tristeza, pero no!! Debo ir contando de a poco lo que ella me dejó con tanta confianza; éstas cosas íntimas hay que tratarlas con cuidado. ¡¡Eso espero!!...

"Fue él 1° de Marzo de 1948; los colectivos repletos al igual que los trenes y camiones que transportaban a la gente que se dirigía a Plaza de Mayo. El presidente anunciaba que los Ferrocarriles ya eran nuestros, eran Argentinos...
Yo me dirigía a Paso 680,a lo del señor Kalekín, era mi segunda entrega de corbatas y todavía iba con mi madre. Al llegar a la calle Corrientes, le pedí que me dejara ir esas tres cuadras sin su compañía. Quería ir desenvolviéndome sola, veía a mi madre proceder con tanta seguridad, (admirada por mí) que quería aprender todo de golpe; él lógico apresuramiento de la niña adolescente. Mi madre aceptó, siempre con las recomendaciones, de que al cruzar, mirase de un lado y de otro. por entonces no existían los semáforos, estaban las garitas de los vigilantes en el cruce de las avenidas, justo en el centro para ordenar el tráfico.
Iba tranquila con mi valija. La primera entrega ya la había hecho y el Sr. Kalekín estuvo muy conforme con mi trabajo. Subí al ascensor (ésta vez sola), toco el timbre del departamento y me sale a recibir la madre; una mujer seria pero al mismo tiempo, gentil en su trato. Ese día me recibiría el trabajo un chica unos meses más que yo; aún no tenía los 14 años ,pero ¡era la recibidora!!! así se lo creía ella, era una linda morochita, pero antipática y soberbia, vivía en la zona de Once. Saca ella las corbatas de mi valija, sabiendo que lo debía hacer yo, ése día no se encontraba el Sr. Kalekín y ella se sentía la dueña del Taller...Desarma los atados prolijamente acomodados por mí y toma corbatas y las hace girar con sus manos de tal manera haciéndole parecer que estaban torcidas. Le dije que las tomara bien que estaban cocidas bien derechas, hacía un año y cinco meses que cocía las corbatas en lo de la Sra. Lucía de López y que yo las veía bien. Sin hacer ningún gesto, al contrario, frunció el ceño y me dice: Ud. se las tiene que llevar a su casa, las cose en el centro de nuevo y las trae pasado mañana... Me quedé helada sin poder decir nada ,porque en ése momento ella representaba a la encargada del taller...Guardo con todo cuidado las corbatas hechas con tanto empeño de hacer bien mi trabajo y con las lágrimas en mi garganta y cuidando que las lágrimas no salten de mis ojos; me despedí hasta el próximo día de entrega...No sé como caminaba por la calle, llorando bajito, mi madre me esperaba en la Av. Corrientes y Paso. Le conté lo sucedido y no lo podía creer, me calmó y yo iba en silencio hasta la estación de Once, mientras la gente iba y venía comentando lo que sucedía en Plaza de Mayo...En el tren veía a los jóvenes bien vestidos que volverían de sus empleos y con sus hermosas corbatas; las miraba y ¡¡¡las odiaba!!!y bajaba la cabeza porque seguía llorando...
Llegué a casa, colgué las corbatas en el corbatero porque tenían algunos dobleces del manejo de la tal empleada. Le dije a mi madre: mamá; yo no las voy a coser de nuevo porque mi trabajo está muy bien hecho, mañana les daré una planchadita y las trataré como siempre y así las entregaré. Dicho y hecho... Les dí la repasada de plancha por la mañana y a la tarde todo el recorrido nuevamente; ésa vez ¡¡viajé sola!!.
Eran las tres de la tarde, cuándo llego al lugar de entrega. Me hacen pasar y me recibe la supuesta encargada. Me revisa las corbatas haciéndolas girar delante del Sr. Kalekín, (quién ya me había saludado cortésmente) y mira que te mira me dice: hoy están bien...Corría por mi cuerpo la sangre mediterránea, mi rostro ardía pero era de triunfo... Esa chica de color gris de desamor y soberbia, guardó mis corbatas y me entregó el nuevo trabajo a realizar. Ella creyó que había ganado puntaje delante de su empleador, pero ¡¡¡Yo le había ganado a ella!!!... y esto me sirvió para defenderme en la vida, siempre que tuve razón."


¿Cómo sigo, después de éste relato de mi amiga?... Ella siempre amable dispuesta... ¡En fin!... Despacio, con mucho cuidado, guardo ésta hoja de recuerdos, no sea que una leve brisa la haga desaparecer, por el desgaste del tiempo.

Anird Nájela.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Triste triste triste, pero bue... por lo menos no las hizo de vuelta tu amiga...

solo quedo escrachar a la niñita adelante del jefe jejejje pero igual hizo bien la muchacha...

nos vemos abuela!! Facu

Linda dijo...

Es dificil pero tengo que entender que esas experiencias son las que nos hacen madurar, me imagine siendo la madre de esa niña...yo creo que me hubiera regresado con la mocosa soberbia y la hubiera puesto en su lugar! pero...que hubiera aprendido mi hija con eso?..Asi que tu relato me da un aprendizaje...Tengo que dejar a mis hijos vivir sus experiencias,de todas se aprende y se madura, tengo que dejarlos afrontarlas a su manera, que ellos desidan, que ellos actúen, que vivan su vida.

Anird Najela dijo...

GRacias Facu: por comprenderme y enseñarme a segir adelante...
La abuela que te quiere y los quiere mucho: Abuela ( la muda...)

Anird Najela dijo...

Linda :ni había terminado de colocar las corbatas ( Facu, desde su casa me explicaba como insertarlas ) y tu ya me habías leído.¡¡¡que alegría!!!... estoy como mi amiga, La muchacha de la Valija, queriendo llorar y no quiero. Linda ,a mis hijos creo que los educamos libres ,que se sepan defenderse y que no dañen a nadie sin razones. Me costó mucho poner éste post, pero estoy contentísima.¡¡¡ Gracias mi querida Linda!!!.te mando un enorme abrazo: Anird.

Anónimo dijo...

Mi querida Linda :podría ser tu mami... no se lo digas a nadie,já,já,já.( Pero me siento Jóven ) Viva Montrrey y viva EL Zorro: La Sargenta García...

Anita dijo...

Anird: Que suerte es aprender positivamente de las experencias malas.
A mi me paso que trabaje un par de años en un lugar, donde lo unico que hacian es marcarme lo mal que realizaba mis tareas, y de eso solo saque un complejo de inferioridad.
A la actualidad siempre he puesto excusas para no trabajar nuevamente en relacion de dependencia porque creo que no soy capaz.
El tema de los hijos es tambien un dilema...a mi me criaron y me hicieron creer que era la mas inteligentes de todas...y despues me pegue con una pared en la frente..
Un cariño y como siempre es un placer leerte.

Anird Najela dijo...

Anita: me apuré a almorzar ,para venir a contestarte.Este comentario es para conversarlo mucho. Me llegó muy adentro y pensé en vos y en mis experiencias...Vos sabés mi edad y al recorrer la vida tenemos muchos recuerdos. En una etapa de mi vida ,fuí a trabajar de cortadora de trajes de danza, y mientras estuve en negro me trataban divinamente y procuraron convencerme de trabajar en blanco o sea relación de dependencia. Lo pensé mucho, vivía a cinco cuadras de ése trabajo y pensé que era lo mejor aparte "ellos" estaban nmuy contentos conmigo. Ni bién acepté , empezaron a sentirse "Mis dueños" y el trato fué de "esclavitud"..., Aguanté un año y medio y los planté de un día para otro, Ya había ido a buscar trabajo de cortadora a otra parte, en blanco desde el principio; pero ahí me respetaron por mi trabajo y mi comportamiento. Anita: vos mi hiciste recordar lo que sufrí en ésa casa por el mal trato; vos lo sabrás, pero no hay que bajar los brazos.
Anita: me gusta que escribas mucho ; éste comentario daba lugar a hacer un post,porque vos con tus frases ¡decís mucho!!! te mando un abrazo: Anird.

Luisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luisa dijo...

me causó extrañeza que una chiquilla de apenas 14 años, tuviera tanta autoridad y que se plantara de ésa manera...quizás antes era así...yo la pasaba a ahorcar un poquito con las corbatas que volteó..total? ya puestos..(eso es broma, por supuesto) pero ganas?, MUCHAS!!

Anird Najela dijo...

Vos sabés luisita: es parecido ése proceder como la indiferencia..
"Ella me llevaba tan sol cinco meses; en ésta edad cuento los meses reiteradamente ,porque significan mucho. Era una linda morochita, un poco másmorocha que yo, de facciones afinadas, pero no sonreía para nada; ¡¡yo la veía de color gris!!, era lo que ella reflejaba para mi. Fue mi "debut" de injusticia en mi trabajo independiente. TRabajé un poco más de un año y luego me presetaron una casa que sus clientes era las sastrerías más cotizadas de Buenos Aires"...

En los comentarios sin darme cuenta, me apoderé del personaje de mi amiga: La muchacha de la Valija... Ella me la entregó y que yo decidiera lo que hacer: ¡bueno! me compenetré con sus escritos.

¡¡Gracias por tu visita que es muy querida!!! POr siempre: Anird.

dondelohabredejado dijo...

Hermosa historia, aunque muy triste. La vida tiene estas cosas, son lecciones, aunque duelan.
Un abrazo.

Anird Najela dijo...

Marina:Es cierto que es triste, pero tuve que poner este relato porque la va mostrando a mi amiga.
Tengo tantos en la valija que de a poco voy a ir encontrando no tristes ,pero ella es alegre; hace un tiempo que no me encuentro con ella porque fué de viaje con su esposo al Caribe,¡¡Que disfrute!!.

DESpués paso a tu blogg, cruzando los mares nadando con mi ilusión: Anird.

tia elsa dijo...

Que linda historia, se puede ser muy jóven, y sin embargo tener orgullo y dignidad. Te mando un beso tía Elsa.

Anird Najela dijo...

¡¡Gracias,Elsa!!,por pasar por mi blogg y dar tu opinión. Me da mucha alegría porque es una manera de estar acompañada y de ir, conociéndose por medio de nuestros escritos... Un abrazo con todo mi cariño: Anird.

ALMA dijo...

Muy bien hecho por tu amiga, a pesar de haberse tragado las amargas lágrimas por la actitud de la empleada, no pudieron doblegarla a ella y con orgullo y confianza en si misma por saber que había realizado el trabajo como debía ser, con la frente alta volvió y demostró que podía.

Excelente escrito que cuenta lo que a todos alguna vez nos ha pasado y que nos hizo acumular experiencias en el mundo del trabajo.

Un beso

Anird Najela dijo...

Almita: tenés razón cuántas serruchadas de piso se tienen que defender en la vida; pero lo que siempre triunfa es la verdad
Mi amiga tuvo que tener foraleza para tragarse las lágrimas delante de ésa mocosa ,soberbia, orgullosa y ¿que se le puede decir?...Ella defendió su trabajo, con certeza de que lo había hecho bien. Según cuenta en otros relatos ; la experiencia del mal trato, la había tenido con la Sra. Lucía: éso, es para otro post.

¡¡Gracias Alma!! por haber pasado por mi blogg. ¡¡¡Feliz Fin de Semana!!! con todo mi cariño: Anird.

Abuela Ciber dijo...

Feliz Dia de la Mujer!!!

En mi blog te deje Premios, espero te agraden y se conviertan en rosas en tus manos, para perfumar tu entorno!!!!!!

Cariños

dondelohabredejado dijo...

Un abrazo muy fuerte en nuestro día, para vos y para todas tus visitantes.
Tengamos todas las fuerzas para seguir luchándola!!!

Anird Najela dijo...

¡¡Gracias,Martha!!!, Gracias Abuela Ciber. Te agradezco que me hllas contado entre tus seguidoras para los obsequios. He mandado en tu blogg, un comentario y espero que esté en éste momento ,que desde anoche me cuesta mucho hacer entrar los blogg ylo malo es que se vuelan.

¡¡Gracias amigapor las dulces palabras que has puesto en el comentario!!!.

¡¡¡MUY FELIZ DIA DE LA MUJER!!! Con cariño: Anird.

Anird Najela dijo...

( me lo copio)

"UN abrazo muy fuerte en nuestro día, para nosotras y tus seguidoras también"...

Y que Dios te mantenga siempre esa sonrisa, tan clara, tan amistosa.(ësto fue mío).

Marina, un abrazote grande de tu amiga Anird.

misdi dijo...

A través del blog de la Abuela Ciber llegué a tí, al igual que he llegado a otros blog,ella es una persona tan especial y querida en este medio que no es de extrañar que atraiga a personas tan especiales como tu, porque la verdad que he quedado cautivada por las entradas que he leido que reflejan una personalidad admirable digna de tomar como ejemplo, de mucho coraje y con un alma cristalina. Un abrazo,seguiré visitándola me encantan sus relatos

misdi dijo...

De la emoción me olvide desearle un
Feliz Día de la Mujer!!!...

Anird Najela dijo...

MIsdi: me alegra que te gusten mis entradas, y gracias por decirme las cosas lindas que decís...No siempre podemos esperar cosas lindas , hay que saber aguantar las malas y la injusticia,( que fea palabra,¿no?)...

Misdi: si tenés "buen ojo" y si es como el que se vé en la foto; me vas a seguir viendo como soy. Creo que soy transparente, no oculto nada...¡¡¡Gracias Misdi y Feliz Día de NOSOTRAS!!!! Con todo mi cariño : Anird.

Anita dijo...

Anird, gracias por el saludo del dia de la mujer. Me entere que hoy era el dia de la mujer cuando empezaro a llegarme los saluditos....Tengo una cabeza!! Que tengas una semana feliz! Y gRacias!

Anird Najela dijo...

¿Viste Anita, que estás ocupada con tus cosas?...¡¡¡FEliz día otra vez!!!; con un abrazo gradote, te saludo y me voy a dormir,que ya es Lunes, Anita. Anird.

ALMA dijo...

Como te adelanté en un e mail, paso a saludarte.

Un beso

Anita dijo...

Anird, gracias por tomarte el trabajo de aunque sea entrar a saludar por mi "refugio". Te dejo un abrazo grande.

Anird Najela dijo...

Anita: tenés mi aprecio y además no me gusta la soledad; te saludo y me saludás!!!... Un besote : anird.

el cuervo dijo...

amiga Anird Najela cuyo marido vino de Molise, me permito darle un dato: en su último libro sobre la inmigración en la Argentina el historiador Fernando Devoto, toma distintos "testigos de caso". Uno de ellos es el de los migrantes de Molise a la provincia de Santa Fe con datos, nombres, profesiones, entramados parentales, etc. Un saludo cordial

Anónimo dijo...

MI amigo Cuervo : fue un placer recibir éste comentario. No pensé que alguien respondiera a la "palabra" Molise.
Quisiera saber dónde puedo conseguir el libro del historiador Fernando Devoto. Lástima que no pueda compartir con mi esposo ésto que tanto le hubiera gustado. En el 93 hemos ido con mi esposo a visitar Civitacampomarano y hemos pasado y visitado pueblos vecinos ... De nombre conosco casi todos, aparte tengo una guía turística que le trajo una sobrina mía, y el se pasaba leyendo y contádome cosas que guardo en mi mente. La tengo acá en mis manos y siempre la consulto como si fuera una biblia.

Le agradezco la comunicación con el comentario y ojalá pueda decirme dónde conseguir el libro de Fernando Devoto ´que me gustaría que lo lean mis hijos y mis nietos.
Con mis respetos: Anird.